El insomnio: ¿Somos conscientes del impacto que genera?

¿Sabías que en torno a un 30% de la población mundial ha experimentado insomnio ocasional, relacionado con alguna situación estresante? Pero no solo eso, si no que en alrededor de un 15% de la población sufre de insomnio crónico.


Existen numerosos tipos de insomnio, pero todos ellos se caracterizan por una dificultad a la hora de conciliar o mantener el sueño. También se considera un síntoma del insomnio la imposibilidad de mantener un sueño reparador, a pesar de ser capaz de quedarse dormido.
El insomnio prolongado tiene como consecuencia el malestar mental y físico durante el periodo en el que nos encontramos despiertos lo que, a menudo, acaba afectando a nuestra vida personal y profesional, llegando a poder cambiar por completo nuestra percepción de las cosas y como lidiamos con el día a día.

Las causas del insomnio pueden ser muy variadas, así como la forma en la que este se manifiesta. El estrés laboral, la preocupación por la salud (propia o ajena) o los problemas económicos son algunos de los factores mas reportados a la hora de hablar de insomnio. Sin embargo, a medida que este se prolonga, el simple hecho de sufrirlo acaba generando una ansiedad sujeta al momento de irse a dormir, por lo que se podría decir que el propio insomnio es capaz de retroalimentarse.

Sin embargo, lo que mucha gente desconoce es que una gran cantidad de acciones que realizamos en nuestro día a día, y que no asociamos al insomnio, podrían estar jugando un papel clave en este hecho. Como nos alimentamos, la actividad física que realizamos, el consumo de alcohol o tabaco o la exposición a situaciones estimulantes son algunos de los factores mas importantes que quedan englobados en el concepto “Higiene del sueño”.

Si bien es cierto que no todas aquellas personas que no llevan una perfecta higiene del sueño sufren de insomnio, es imprescindible que aquellas personas que si lo sufren se tomen muy en serio estos puntos, ya que es muy probable que solo así consigan revertirlo. Algunos de los consejos mas relevantes, según los expertos, para llevar una perfecta higiene del sueño son los siguientes:

  • Acostarse y levantarse siempre a la misma hora durante 5 días a la semana.
  • Limitar la estancia en el dormitorio tan solo para dormir.
  • No intentar dormir durante mas de 20 minutos. Pasado ese tiempo es mejor dejar la habitación y no volver a ella hasta sentirnos somnolientos.
  • No consumir alcohol, cafeína, tabaco en horas previas a la hora de dormir.
  • Evitar las siestas.
  • Mantener una alimentación saludable, evitando las digestiones pesadas antes de dormir.
  • Realizar actividad física abundante, pero nunca 4 horas antes de acostarse.

Es importante recordar que no se debe recurrir a la medicación para combatir el insomnio sin haber consultado antes con un médico, pero existen una serie de alternativas naturales con eficacia probada a la hora de abordar este problema.

Desde Pharmactive hemos desarrollado affron® un extracto de azafrán de la más alta pureza, que ha demostrado mejorar la cantidad y calidad del sueño en un ensayo clínico. El secreto de affron® reside en su mecanismo de acción multi focalizado, capaz no solo de ayudarnos a dormir mejor, si no de reducir considerablemente esa ansiedad asociada a los momentos previos a acostarnos, consiguiendo que afrontemos ese momento con una mayor tranquilidad y serenidad.

Post anteriorSiguiente Post
Pharmactive Biotech Products, S.L. is a privately-owned Spanish company that develops, and manufactures differentiated natural ingredients supported by scientific evidence. Pharmactive makes these innovative ingredients available to other companies in the Nutraceutical, Pharmaceutical and Veterinary Industries for marketing/distribution.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.